Trastornos de la conducta alimentaria

                                                     

 

                                                              Los trastornos de conducta alimentaria (TCA) corresponden a diversas enfermedades que afectan tanto la                                                                  salud física como psicológica de una persona, cuyos patrones comportamentales tienen características                                                                        obsesivas y patológicas respecto a la ingesta de alimentos y el control del peso.

 

                                                         El origen de dichas patologías tiene a la base factores biológicos y psicológicos, pero también intervienen                                                                   en ello aspectos familiares y socioculturales, que en conjunto provocan en el paciente una alteración de                                                                      pensamientos y emociones asociadas al autoconcepto y la construcción de nuestra identidad o valía                                                                             personal, que toma tintes irracionales respecto de la imagen que se tiene de si mismo. 

 

Las consecuencias directas e indirectas asociadas a este tipo de patologías, tienen que ver con un importante deterioro físico y psicológico, además de familiar, social, cognitivo y laboral. Llegando incluso a puntos de no retorno o recuperación, en los casos más graves. Sin embargo, con un adecuado tratamiento que involucre a un equipo de profesionales especialiastas y a las redes familiares y vinculares como soporte y apoyo, es posible lograr el cambio deseado y recuperar el equilibrio y bienestar en la vida del paciente.